Salvar lo tedioso y aburrido que es un desarrollo software.

Soy de esos tipos que nunca ha creído en los libros de autoayuda, menos aun en frases motivadoras en carteles, en conclusión ese tipo que en su Twitter solo tiene aspectos técnicos, divertidos y nada de horóscopos, actitudes o frases bonitas. Esto no significa que no necesite motivación, pero simplemente no creo que sea leyendo. Entonces ¿cómo lo logró?.

En @iahorro nos han encomendado el año pasado un nuevo desarrollo, si, nuevo, un folio en blanco. Motivado me puse manos a la obra para crear la mejor sección, mejor dicho el mejor código en cuanto calidad-tiempo se refiere. Perfecto, todos los días en el trabajo me automotivaba creando ideas y el desarrollo de estas ideas viendo que eran correctas, o no tan correctas como en mi cabeza parecían. Perfecto, hasta llegar este nuevo año, zas en el inicio de año.

En enero tenemos que hacer un desarrollo casi idéntico. No hay nadie que no le parezca un hastío copiar, reescribir lo mismo es casi desesperante. Sentado delante del ordenador, recapacité, me di cuenta que estaba ese día desanimado, mejor dicho sin motivación ni para encender la pantalla.

Mi experiencia e ideas sobre la motivación son sencillas, y recapacité unos minutos. Mi responsable no tiene por que motivarme, es absurdo que sea necesario una palmadita en la espalda, funciona de pequeño pero ahora mismo creo que no ayuda demasiado. El dinero, el dinero no motiva, es imposible que la nomina te motive, incluso un pago a un proveedor no le motiva a hacer bien su trabajo, le permite comer, llevar a su hijo a un mejor colegio pero no a encender una pantalla un lunes. Creo que tampoco motiva un proyecto, el trabajo en si te puede motivar pero siempre (y estoy seguro que es siempre) puede acabar siendo un hastío, creo que se hace repetitivo estar todas las semanas trabajando incluso en cosas diferentes; incluso el cambio se puede convertir en repetitivo.

En conclusión creo que la motivación tiene que venir de uno mismo, ni más ni menos, el problema de la cabeza se arregla desde la cabeza. Estaba por suspirar y encender de una vez la pantalla del ordenador cuando me lo propuse. No copies, y si lo copias lo copias diferente. Es como si pensara, aun siendo lo mismo, será mejor. Y manos a la obra cambié, empecé a escribir lineas pensando, eso estaba bien, pero esto estará mejor. Perfecto, hagámoslo mejor. Y este proyecto idéntico nace, y nace realmente muy bien.

Creo que la motivación es simplemente querer ser mejores, en el trabajo hacer las cosas bien, o al menos, lo mejor que podamos. No digo que un bonito párrafo, dinero, u otros metodos, no motive. Simplemente para mi, al día siguiente, a primera hora delante de una pantalla de ordenador es más motivador el pensar en lo bien que lo estabas haciendo hasta ayer, y en que, en unos instantes, seguirás haciendo un buen trabajo.

{{ message }}

{{ 'Comments are closed.' | trans }}